Sabemos que los tiempos cambian, pero ¿realmente puede haber una gran diferencia entre lo que los compradores de vivienda querían en el pasado y lo que buscan hoy en día? Con 45 años de servicio continuo como una agencia inmobiliaria líder en la Costa del Sol, Ivar Dahl es la máxima autoridad en el tema, y ​​en palabras del fundador de la compañía la respuesta es: “Sí”.

“Naturalmente, ciertas cosas permanecen sin cambios con el tiempo, como buen servicio, profesionalismo, experiencia técnica, conocimiento del mercado, propiedades de primera clase para ofrecer, una buena red de contactos y marketing efectivo”, dice el propio Ivar Dahl, “pero mientras la gente siempre quiere una compañía que sea amigable, eficiente y efectiva, así como ética y transparente, incluso hay elementos que han cambiado en su naturaleza”.

Se refiere al marketing, una de las principales actividades de una agencia inmobiliaria. “La necesidad de ser eficaz en esto no ha cambiado, pero la naturaleza del marketing ha evolucionado mucho, especialmente con el advenimiento de Internet, y ahora las herramientas, los objetivos y los procesos involucrados son muy diferentes y siguen evolucionando rápidamente”. Una agencia inmobiliaria tiene que ser visible online, con un sitio web de primera clase, una buena funcionalidad y un motor de búsqueda de propiedades intuitivo que filtra rápidamente una amplia oferta de hogares de calidad.

Esto se suma a la necesidad continua de marketing “clásico”, como publicidad, cobertura editorial, redes y marcas corporativas. La naturaleza del trabajo de un profesional inmobiliario ha cambiado, y con ella el tipo de propiedad que sus clientes ahora buscan en su mayoría.

Lo que la gente quiere en una propiedad en Marbella:
“La última tendencia se centra inequívocamente en nuevas propiedades que ofrecen un estilo arquitectónico moderno con espaciosos interiores de planta abierta, cocinas minimalistas, iluminación ambiental, acceso a Internet avanzado y sistemas de automatización del hogar, así como terrazas generosamente proporcionadas que permiten relajarse y entretenerse con estilo.”

Las vistas siguen siendo populares, especialmente las del mar, así como el fácil acceso a las comodidades cercanas y un entorno seguro y tranquilo, pero muchas de las propiedades más lujosas ahora también cuentan con sus propias piscinas en la terraza, los complejos de spas interiores y las modernas villas en venta en Marbella a menudo vienen con espacios de vida de última generación, spa privado y áreas de entretenimiento, gimnasio, home cinema y salas de juegos.

“Marbella ofrece una amplia gama de tipos de propiedades, tanto tradicionales como nuevas, en una fantástica selección de ubicaciones, ya sea en primera línea de playa, golf, residencial, céntrico o rústico elegante, así que contacte a los agentes inmobiliarios más experimentados de la Costa del Sol, con las mejores propiedades disponibles”.

Ivar Dahl, Marbella

Ivar Dahl

2017/12/21

Noticias